lunes, 27 de agosto de 2012

¿TABLETAS DIGITALES O NETBOOKS? (1/3) MODELOS TECNOLÓGICOS PARA SU USO EN LAS AULAS


Ver 2ª parte - ver 3ª parte - ver presentación multimedia

LAS TABLETAS DIGITALES EN LAS AULAS: MODELOS TECNOLÓGICOS 
See English version in SPARKS IT



Imagen:gadgetmix.com
Las tabletas digitales pueden utilizarse en los contextos educativos como instrumento alternativo a los netbooks. Al igual que éstos, requieren que el centro disponga de una adecuada conexión a Internet en sus instalaciones, y también conviene que en cada aula de clase haya además una pizarra digital controlada por un ordenador (fijo o portátil), donde además de recibir las explicaciones del profesor los estudiantes puedan compartir sus trabajos con toda la clase para su revisión y corrección (ver investigaciones sobre la pizarra digital <http://www.peremarques.net/pizarra.htm>)

Para la integración de las tabletas digitales en las actividades de enseñanza y aprendizaje de los centros docentes consideramos cuatro posibles modelos tecnológicos, que son los mismos que ya identificamos (ver investigación aulas 2.0 <http://www.peremarques.net/aulasticportada.htm>) para el uso de los netbooks en las llamadas aulas 2.0:


- Aula de las tabletas digitales. Se disponen las tabletas en un aula específica (que dispondrá además de pizarra digital y de algún ordenador de apoyo) y se traslada allí a los alumnos cuando conviene que realicen alguna actividad con el apoyo de las tabletas.
Un profesor o técnico deberá responsabilizarse del cuidado y mantenimiento de los equipos y de la gestión del cuadro horario donde los profesores harán con antelación sus reservas del aula.
Este modelo, que supone la creación de un aula donde se concentran los recursos tecnológicos, creemos que puede tener sentido cuando un centro (para impartir alguna asignatura específica, por ejemplo en FP) necesita disponer de un aula de ordenadores de muy altas prestaciones. No obstante lo consideramos desaconsejable cuando los dispositivos son tabletas digitales, mucho más baratas y, sobre todo, fácilmente transportables, ya que los estudiantes deben estar en continuo movimiento entre las clases.

- Algunas tabletas fijas de apoyo para la clase. En las clases hay unas pocas tabletas digitales, siempre a disposición del profesorado y los estudiantes, que se utilizan para realizar diversos trabajos individuales y grupales.
Es un modelo que resulta cómodo para profesores y estudiantes: la tecnología está ya en el aula y no se requiere el desplazamiento a otra aula. No obstante, como no se dispone de una tableta para cada estudiante, mientras unos alumnos realizan determinadas actividades con las tabletas, otros deben desarrollar otras tareas sin este apoyo tecnológico.
Puede ser un buen modelo para la introducción inicial de estos dispositivos en los centros. De esta manera los profesores se van formando y van experimentando cuando lo creen oportuno y los alumnos se van familiarizando con sus posibilidades educativas y con las normas de uso que deben respetar…
Complementado con la posibilidad de disponer de un carro móvil cuando sea necesario, puede ser un buen modelo para las etapas de Infantil y el primer ciclo de Primaria.

- Carros móviles de tabletas digitales. El centro dispone de varios carros móviles con tabletas (facilitan el transporte, almacenamiento y recarga de las mismas), que los profesores trasladan a sus aulas cuando lo requieren.
Generalmente cada carro (según las necesidades del centro suelen contener entre 20 y 40 tabletas) se asigna a una zona del centro para que de servicio a las aulas ubicadas en la zona, minimizando los desplazamientos.
Para una buena gestión del servicio, conviene que cada carro de tabletas tenga un profesor responsable de su cuidado y mantenimiento (el carro puede estar almacenado en su aula más habitual de clase), que también gestionará el cuadro horario donde los demás profesores harán con antelación sus reservas de tabletas para sus clases.
Este modelo, aunque dificulta la improvisación de actividades con tableta en las aulas (hay que haber reservado con antelación) y supone una incomodidad al tener que ir trasladando los carros entre clases, evita el desplazamiento de los alumnos entre clases e integra el instrumento en el contexto del aula y las actividades educativas habituales donde cuando es necesario cada alumno puede disponer de una tableta.

- Tableta digital personal para cada alumno. En nuestra sociedad actual, donde hay una presencia ubicua de Internet y tenemos siempre a nuestro alcance uno de estos dispositivos digitales (tableta digital, ordenador, Smartphone…), la escuela debe formar a los estudiantes para actuar en este contexto utilizando adecuadamente estas herramientas (como hacemos con las ya omnipresentes calculadoras).
Por ello consideramos recomendable, y cada vez más necesario, que formemos a los estudiantes contando que ahora además de papel, lápiz y libros, también tienen siempre a su disposición uno de estos dispositivos: tableta digital o netbook.
Ver al respecto nuestra propuesta de “currículum bimodal” <http://peremarques.blogspot.com.es/2011/09/que-es-el-curriculum-bimodal-i.html> , que además de poner al día los objetivos educativos, las metodologías didácticas y el sistema de evaluación de nuestros estudiantes, puede contribuir a una notable disminución del fracaso escolar.
En este marco, y si se dispone de las infraestructuras adecuadas en el aula (conexión a Internet, pizarra digital…), su utilización en el ámbito educativo permite aplicar un modelo tecnológico de trabajo en la nube (y también off-line) con interconexión de los contenidos de distintos dispositivos (tabletas digitales, netbooks, smartphones, pizarra digital…) y permanente red de comunicación entre los estudiantes y con los agentes educativos.
Con todo, y dentro de este cuarto modelo tecnológico – cada estudiante dispone de su tableta personal - que pensamos debe ser el objetivo hacia el que progresivamente los centros deberían orientarse,  hemos de considerar dos posibilidades:
- Que las tabletas sean del centro, y el alumno las tiene siempre a su disposición en clase.
- Que las tabletas sean propiedad de cada alumno, que las trasladará cada día de casa a la escuela, como un libro o libreta más en su mochila.

La mejor opción dependerá en cada caso de las características de cada centro y de la edad de los estudiantes, pero con la mirada en el futuro, tenderemos a que cada alumno tenga su propia tableta de propiedad (como tiene sus libretas y otros enseres personales).

Por otra parte, aún no hemos dado respuesta a la pregunta: ¿qué nos conviene más, netbooks o tabletas?

VENTAJAS QUE PUEDE COMPORTAR EL USO DE LAS TABLETAS DIGITALES EN EDUCACIÓN

Imagen: Microsoft
La utilización de las tabletas digitales en educación nos puede proporcionar muchas ventajas. En el apartado de “usos de las tabletas digitales” ya hemos enumerado sus principales posibilidades, destacamos aquí algunas ventajas pedagógicas que se constatan en las investigaciones realizadas (p.e. Naace en Reino Unido, Learning Exchange en Australia, citadas en las fuentes de información). Muchas de estas ventajas son las mismas que se obtienen al trabajar en entornos con netbooks:

  - Portabilidad y multifuncionalidad (tableta = entorno de aprendizaje móvil). Disponiendo los alumnos de tableta digital, el aprendizaje se libera de las 4 paredes de clase y puede desarrollarse en cualquier otro lugar y momento sin perder las funcionalidades que brindan las TIC: en el patio, en las visitas a museos, en las excursiones… En la tableta los estudiantes tienen todo lo necesario para desarrollar múltiples actividades de aprendizaje: obtener información de Internet (tableta = biblioteca), hacer fotos o vídeo (tableta = cámara), redactar un documento (tableta = libreta), realizar experimentos con aplicaciones tipo simulador (tableta = laboratorio), comunicarse con los compañeros o con el profesor (tableta = canal para comunicar/compartir), elaborar producciones multimedia…
- Acceso a múltiples fuentes de información. Proporcionan un acceso fácil e inmediato a todo tipo de información en Internet: libros digitales, vídeos…, donde los estudiantes pueden acceder a la información en múltiples fuentes y no dependen solamente del libro de texto o de las explicaciones del profesor.
- Colaboración y apoyo. Proporcionan una inmediata comunicación a través de Internet con compañeros y profesores y acceso a aplicaciones y entornos colaborativos. Así los estudiantes, en todo momento y lugar, pueden compartir ideas y recursos, comentar y debatir temas, pedir ayuda y proporcionarse apoyo, realizar trabajos colaborativos… Se redefine el espacio de aprendizaje, sobre la base de la conexión de las personas y el acceso a la información a través de espacios virtuales de colaboración.
- Aprendizaje autónomo y creatividad. Proporcionan a los estudiantes autonomía en el acceso a la información (no dependen de la que les proporcione el profesor),  autonomía en el uso de sus herramientas de trabajo para resolver problemas y crear conocimiento  (disponen de múltiples y variados instrumentos para el proceso de la información siempre a su alcance en su dispositivo) y autonomía al poder pedir ayuda on-line a sus compañeros (o al profesor) cuando la necesitan. Además, cuando tienen ideas creativas, al momento pueden anotarlas, buscar información complementaria, organizarlas, compartirlas…
- Aplicación de nuevas metodologías didácticas. Facilitan un enfoque pedagógico más centrado en el estudiante, que puede realizar más actividades de trabajo en grupo, más actividades autónomas de iniciativa propia, más actividades donde asumen el rol de profesores para presentar temas y proyectos a los compañeros…
- Motivación e implicación. En las investigaciones realizadas, los estudiantes manifiestan estar más motivados al trabajar con estos apoyos digitales, participan más en clase.
- Eficacia y eficiencia. En estas mismas investigaciones, profesores y alumnos manifiestan  que trabajan de manera más eficiente y eficaz.
- Mejora de los aprendizajes. Y también según estas investigaciones, la realización de buenas actividades de aprendizaje con estos dispositivos y las aplicaciones educativas, aumenta progresivamente la calidad de los trabajos de los estudiantes y produce un impacto significativo en los aprendizajes. El uso de las tabletas puede actuar como catalizador que facilita y potencia los aprendizajes, pero como sabemos la causa de los aprendizajes de los estudiantes está en las actividades cognitivas que realizan… no en la tecnología que usan; si las actividades de aprendizaje que se proponen a los estudiantes no son buenas…poco aprenderán aunque usen tecnología.
- Desarrollo de las competencias digitales y las competencias básicas en general. Facilitan la realización de actividades que desarrollan competencias de búsqueda, tratamiento y comunicación de información en entornos digitales, pensamiento fluido y crítico, estrategias para la toma de decisiones y resolución de problemas…
- Actividades de refuerzo: prácticas y memorísticas. Con la utilización de las aplicaciones educativas adecuadas se facilita a los estudiantes la realización de actividades personalizadas de refuerzo y en general el aprendizaje memorístico de los conceptos básicos y de las habilidades de rutina. Con estos fines las apps más utilizadas son sobre las siguientes materias: Inglés, Matemáticas, Ciencias Naturales, Geografía,  Historia, Arte,  Música…
- Comodidad. Los alumnos se sienten cómodos en estos entornos móviles y táctiles que suelen conocer bien. Además se aligera su mochila, ya que trabajando con aplicaciones educativas en muchas ocasiones puede prescindirse de algunos de los libros de texto en papel.
- Difusión social de las competencias digitales. Muy a menudo, la familia del estudiante se interesa también por la tableta al constatar lo fácil que resulta utilizarla. 

PROBLEMÁTICAS ASOCIADAS AL USO DE LAS TABLETAS DIGITALES
Imagen: Apple

Distinguimos dos tipos de problemas que pueden surgir al utilizar las tabletas digitales en los ámbitos educativos: problemas técnicos y problemas pedagógicos, estos últimos derivados de su utilización en entornos educativos. Muchas de estas problemáticas son comunes a las que se dan en los entornos educativos con netbooks:

Problemas técnicos y de manejo que pueden darse, y que muy a menudo tienen su origen en determinados errores de los usuarios:
- Problemas de conexión a Internet. La conexión a Internet es lenta o no funciona, por poco ancho de anda o falta de cobertura en determinadas zonas del centro. En alguna ocasión, los “filtros de acceso a Internet” del centro pueden impedir el acceso a determinados contenidos que serían necesarios para algunos trabajos. Por otra parte hay que considerar que si las tabletas no tienen conexión 3G los estudiantes solo las podrán utilizar en sus casas si también tienen allí WIFI.
- Averías físicas en los equipos: algún botón no va, el altavoz o el micrófono no funcionan….
- Problemas de software: desconfiguración del sistema operativo, aplicaciones que no funcionan bien o están mal configuradas…Cuando cada estudiante tiene su propia tableta estas problemáticas pueden darse con mayor frecuencia, aunque por otra parte los usuarios también van desarrollando más habilidades para buscar y encontrar soluciones,.
- Incompatibilidades entre dispositivos: a veces se produce la desconfiguración de los documentos hechos con una tableta o aplicación al pasarlos al ordenador u a otra tableta con sistema operativo distinto, imposibilidad de acceder a determinados recursos digitales (p.e los Ipad no permiten acceder a documentos flash)… También hay que considerar posibles dificultades para conectar las tabletas con el videoproyector (se requiere un conector especial HDMI a VGA).
- Incomodidad al escribir. Cuando hay que escribir mucho, resulta Incómodo escribir con este teclado integrado en la pantalla.

Problemas derivados de su uso pedagógico. Destacamos:
- Pocos contenidos educativos. Actualmente aún hay pocas aplicaciones de contenidos educativos. Para los modelos iPad si existe ya un notable catálogo de apps educativas en inglés.
- Dependencia de la tableta. Cuando la tableta se haya integrado como un instrumento importante en lasx actividades de enseñanza y aprendizaje, se podrán producir alteraciones graves en la dinámica de las clases si los alumnos se olvidan la tableta en casa, o no la recargan, o no actualizan adecuadamente las aplicaciones.
- Falta de tiempo de los profesores. Falta de tiempo por parte de los profesores para buscar y desarrollar recursos para ser utilizados con los estudiantes.
- Distracciones en clase. Distracción de los alumnos al trabajar, hacer deberes… Algunos alumnos son conscientes de que al distraerse tardan más en hacer los deberes, pero aún así muchos lo prefieren.

TABLETAS DIGITALES VERSUS NETBOOKS: VENTAJAS E INCONVENIENTES

En el ámbito educativo hemos comentado que las tabletas digitales y los) netbooks pueden considerarse instrumentos alternativos de apoyo a los estudiantes (y también a los docentes), pues muchas de las aplicaciones que ofrecen son similares. Con todo, las tabletas orecen algunas ventajas:

- Uso inmediato. Siempre listas para usar. El netbook necesita unos minutos para cargar el SO, que nos hace perder tiempo esperando.
- Autonomía de uso. Mayor duración de la batería (según modelos, puede llegar a unas 10 horas).
- Portabilidad y versatilidad. Es más portátil y versátil dentro y fuera del aula: menor tamaño y peso, ocupa menos espacio a las mesas y se puede guardar fácilmente cuando no se usa,  e integra más elementos tecnológicos (cámara, GPS, sensores de ambiente…)
- Facilidad de uso. Son más fáciles de usar que los netbooks, ya que las tabletas son dispositivos más simples y compactos (la mayor parte de sus funcionalidades no requieren cables ni periféricos) que utilizan sistemas operativos y aplicaciones de menor complejidad.
- Costes de mantenimiento mínimos. Tienen menos averías y la instalación, configuración y manejo de las aplicaciones resulta más sencilla para los usuarios. Por otra parte, cuando surgen problemas técnicos (que suelen ser debido a errores manejo) a menudo pueden ser rápidamente resueltos por los propios usuarios.  
- Interacción táctil amigable. La pantalla táctil hace que en tareas (manipulación de imágenes, música o juegos) la interacción sea más fácil que con el uso de un teclado y un ratón. Lo mismo ocurre al utilizarla en entornos no favorables al teclado y ratón, como al utilizarla en la cama o  de pie. Además, algunos usuarios consideran más agradable usar un lápiz, un puntero o el dedo para apuntar y pulsar sobre la pantalla, en lugar de hacerlo con el ratón.
- Alta definición de pantalla. En general las tabletas digitales tienen una mejor definición de pantalla que los netbooks.

Y como no todo pueden ser ventajas, también hemos de considerar sus puntos débiles o inconvenientes frente a los netbooks:

- Mayor coste de compra. En general, son más caras las tabletas, pueden constar el doble que un netbook.
- Aplicaciones con menores prestaciones. En general las aplicaciones de las tabletas ofrecen menos funcionalidades que sus equivalentes en los netbooks. Esta limitación en las prestaciones se nota especialmente en las aplicaciones ofimáticas, especialmente en el caso de las tabletas Android, que actualmente aún no dispone de una buena aplicación para elaborar presentaciones multimedia, instrumento utilizado por los estudiantes para realizar muchos de sus trabajos individuales y en grupo.
- Menor potencia de trabajo. Menor capacidad de video y en general de proceso de la información que los netbooks, que tienen microprocesadores más potentes.
- Menor capacidad de almacenamiento. Las memorias flash de las tabletas actualmente no suelen rebasar los 64 Gb.
- Muchas apps se actualizan muy a menudo, lo que obliga a invertir tiempos de descarga y configuración. Con los netbooks también pasa (p.e. las actualizaciones de Adobe) pero mucho menos [aportación de Paloma Valdivia]
- Incomodidad y lentitud al escribir. Las tabletas no ofrecen espacio para el descanso de la muñeca y el teclado en pantalla resulta incómodo y lento para escribir textos largos. No obstante para estos casos se puede disponer de teclados externos, aunque supondrán un coste más y la tableta ya no será “todo en uno” (algunas tabletas como Surface de Microsoft integran un teclado físico en la funda protectora del dispositivo)
- Imprecisión del puntero. Pese a la interacción más agradable que proporciona su pantalla táctil, para aplicaciones gráficas que requieran precisión (gráficas matemáticas…) se echa en falta disponer de un ratón.
- Menos contenidos educativos. Actualmente los netbooks disponen de muchísimos contenidos didácticos para todos los temas y niveles educativos, tanto gratuitos (portales de las Consejerías de Educación, webs de profesores…) como de pago (libros de texto digitales de las editoriales…). Las tabletas están empezando a crear este mercado y para iPad ya va existiendo un notable catálogo (en inglés) de contenidos educativos baratos y de fácil adquisición a través del Apple Store. Además, con sus navegadores, pueden acceder a muchos de los contenidos on-line que se elaboraron para los netbooks.
- Un solo usuario. Si se debe compartir el uso de una tableta entre varios usuarios hay que tener en cuenta que solamente admiten un “login” de usuario. No hay pues espacios de datos separados para los distintos usuarios del dispositivo.

Por supuesto, las prestaciones de ambos - tabletas y netbooks - son significativamente menores a las de un ordenador personal, que seguirá siendo el instrumento necesario para la realización de trabajos más complejos: gestión de plataformas educativas,  elaboración de bases de datos complejas, edición de vídeo profesional… Tareas que escapan del ámbito de las actividades curriculares que se desarrollan habitualmente en la etapa de la enseñanza obligatoria, y en muchos casos también de las necesidades de los estudiantes de cursos superiores. 

En todo caso, cuando sea necesario disponer de más prestaciones, la mejor opción puede ser contar con un ordenador doméstico donde realizar las tareas más complejas, y utilizar el netbook o la tableta digital (de menor tamaño y peso) cuando nos desplacemos a las clases o al trabajo.

Y la pregunta sigue en pié. ¿Qué nos irá mejor como a poyo a los procesos de aprendizaje de nuestros alumnos, tabletas o netbooks?

Para las aulas de Infantil y de los primeros cursos de Primaria sugeriríamos sin dudar el uso de las tabletas. También para algunos entornos de Educación Especial. En los demás casos, la respuesta dependerá de las circunstancias de cada centro, de la importancia que otorgue a las aportaciones más significativas de las tabletas (inmediatez y autonomía de uso, portabilidad y versatilidad, facilidad de uso, interacción táctil...) y de la valoración de la necesidad o no de las mayores prestaciones que pueden aportar los netbooks.

¿Y LOS SMARTPHONE?

iPhone (Apple)
Los smartphone son dispositivos digitales que aúnan las funcionalidades propias de un teléfono móvil y casi todas las funcionalidades de las tabletas digitales.

Resultan ultraportátiles, caben en la palma de la mano, los podemos transportar en cualquier bolsillo, y nos permiten tener en todo momento y lugar un completo entorno para el trabajo, el aprendizaje y el ocio.  En cualquier momento y lugar podemos establecer comunicación telefónica o a través de mensaje de texto o videoconferencia, buscar información o realizar gestiones en Internet, ver textos y reproducir multimedias (en pantalla pequeña, eso sí), escribir notas (cortas, porque no son dispositivos para escribir textos largos), acceder a campus on-line y otras plataformas educativas (m-learning), realizar ejercicios interactivos autocorrectivos, tomar fotos y hacer vídeos, publicar en Internet y compartir materiales..., en suma, todos los usos de una tableta digital y de un teléfono.

Sus principales limitaciones las encontramos sobre todo cuando tenemos que leer documentos en pantalla (al ser muy reducida o ponemos la letra muy pequeña o nos obliga a visualizar fragmentos muy pequeños) y muy especialmente cuando tenemos que redactar documentos (el reducido teclado resulta incómodo parea textos un poco largos, y la reducida pantalla nos hace perder referencias de lo que acabamos de escribir).

Por todo ello, y porque en general son más caros que las tabletas, pensamos que en para trabajar en las aulas de las etapas de enseñanza obligatoria nos conviene más utilizar dispositivos con una pantalla y teclado de mayores dimensiones: tableta digital o netbook.

No obstante, para estudios superiores, y en la vida profesional en general, creemos que constituyen un magnífico complemento para nuestro “parque de dispositivos digitales sincronizados”. Fácilmente transportables, multifuncionales y con notable potencia, serán ideales para llevar a todas partes cuando nos tenemos que desplazar de nuestro espacio principal de trabajo o aprendizaje, para comunicarnos, acceder a fuentes de información, captar datos y tomar notas, compartir.. Luego en casa, con otros dispositivos más ergonómicos para la lectura (tableta, e-book, netbook…) podremos leer textos largos, y con el ordenador podremos hacer todo tipo de proceso de datos y de edición de documentos.

En breve continuará... "modelos de uso didácticos, infraestructuras y orientaciones para el profesorado, experiencias en curso, bibliografía... " Mientras agradeceré comentarios e información sobre investigaciones que se estén realizando.

12 comentarios:

Juan Carlos Palomino dijo...

Muy extenso tu análisis sobre las tabletas y los netbooks.
Por ahora le encuentro muchas más ventajas, sobre todo en su facilidad de uso, aunque esa puede ser una desventaja cuando los usuarios empiecen a ser más avanzados.
En ese sentido los problemas que nos puedan crear los netbooks pueden ser positivos, ya que si enseñamos al alumnado a solucionarlos, o les dejamos que investiguen como hacerlo, aprenderán como resolver problemas informáticos que en un futuro les puede llevar a manejar mucho mejor los OS.
Por otra parte, no hay mejor herramienta que un tablet para consultar internet, tomar notas, hacer fotos, utilizar apps sencillas.... Eso sí, no olvidemos que la metodología y el uso que se dé es importantísimo, mucho más que el aparato.

Alfonso dijo...

Père, siempre brillante y claro en tus aportaciones, enhorabuena.
Un matiz al apartado de inconvenientes. Mi experiencia como docente y como padre me ha enseñado estos últimos meses que el uso de netbooks en las aulas de los centros concertados (conozco solo algunos de de Sevilla) resulta frustrante. La capacidad de los alumnos para avanzar en el uso del dispositivo está, en general, lejos de la formación del profesor, no digamos del interés profesional por mejorar su nivel de alfabetización digital. Entonces, me pregunto: ¿Tendremos los profesores acceso a un tablet un tiempo antes de usarlo en clase? ¿Estarán nuestras programaciones y la estructura de los centros adaptadas para incorporar tales herramientas? Estamos hablando de recursos de gama alta, pero ¿para todos los centros o solo para los de élite?
Un saludo cordial.

Paloma Valdivia Vizarreta dijo...

Gracias Pere por el aporte, podría añadir como inconvenientes las constantes actualizaciones de las aplicaciones. Ya que son más continuas y aunque tardan menos tiempo es mayor el número.

Paloma Valdivia Vizarreta dijo...

Gracias Pere por el aporte, muy provechoso y clarificador. Podría añadir como inconvenientes las constantes actualizaciones de las aplicaciones. Ya que son más continuas y aunque tardan menos tiempo es mayor el número.

Paloma Valdivia Vizarreta dijo...

Gracias Pere por el aporte, podría añadir como inconvenientes las constantes actualizaciones de las aplicaciones. Ya que son más continuas y aunque tardan menos tiempo es mayor el número.

Paloma Valdivia Vizarreta dijo...

Gracias Pere por el aporte, podría añadir como inconvenientes las constantes actualizaciones de las aplicaciones. Ya que son más continuas y aunque tardan menos tiempo es mayor el número.

Pere Marquès dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Añado al artículo el comentario de Paloma. Y coincido con el comentario de Juan Carlos, que también añado (sí, aunque la opción de un centro fuera tabletas, antes de acabar la E.Obligatoria los alumnos deben también estar familiarizados con el ordenador.
Con respecto al comentario de Alfonso, efectivamente lo que comenta es un problema real que se da muchas veces. Pero la clave está en hacer las cosas poco a poco y bien en cada contexto. Me explico: 1.- Cada centro es peculiar (no sirve lo mismo a todos). 2.- Antes de usar unas TIC el profesorado (cada profesor) ha de ver que le van a ser útiles para mejorar su trabajo y los aprendizajes de los alumnos (y claro, ha de recibir formación de técnica-manejo y metodológica). 3.- Y una vez las cosas claras, se empieza poco a poco (sugiero el modelo de "tabletas de apoyo en el aula" de los 4 que propongo)...
GRACIAS POR LOS COMENTARIOS

Sicafe dijo...

Creo que para introducir la tableta, es necesaria una buena planificación siguiendo la línea pedagógica de cada centro. Introducirla de forma gradual, primero que algunos profesores experimenten con ella, y que transmitan su experiencia a otros profesores. Sin duda se tendrá que realizar una formación, pero el intercambio de experiencias es muy positivo.
Muy interesante tu artículo Pere, podriamos seguir de cerca experiencias que se estén realzando o que ya funcionen del uso de tabletas?

Pere Marquès dijo...

Gracias Silvia. Pongo tu añado tu comentario al artículo (en "orientaciones" de la 2ª parte)

@msayrach dijo...

Un artículo fantástico! (ya tengo ganas de leer el 3/3)...
Este curso implementamos ipad 1x1 en 1ºESO. Hay ilusión y a la vez incertidumbre en el equipo. Aun hay pocas experiencias similares en nuestro entorno, y la lectura del análisis siempre ayuda a la reflexión y a marcar mejor el camino.
Dos apuntes:
- el inconveniente de las actualizaciones de las app es relativo, pues es una acción que hay que autorizar (no es automática). Con lo que siempre se puede relegar a hacerlo en momentos que no entorpezcan la clase (al finalizar, en casa...)
- otra ventaja de los tablets (si mas no el ipad) enfrente a netbooks, es la facilidad de configurar restricciones de uso en los primeros.

@msayrach dijo...

Un artículo fantástico! (ya tengo ganas de leer el 3/3)...
Este curso implementamos ipad 1x1 en 1ºESO. Hay ilusión y a la vez incertidumbre en el equipo. Aun hay pocas experiencias similares en nuestro entorno, y la lectura del análisis siempre ayuda a la reflexión y a andar mejor el camino.
Dos apuntes:
- el inconveniente de las actualizaciones de las app es relativo, pues es una acción que hay que autorizar (no es automática). Con lo que siempre se puede relegar a hacerlo en momentos que no entorpezcan la clase (al finalizar, en casa...)
- otra ventaja de los tablets (si mas no el ipad) enfrente a netbooks, es la facilidad de configurar restricciones de uso en los primeros.

Pere Marquès dijo...

Gracias por el comentario, Manel.
Muy interesante también tu selección en http://www.scoop.it/t/ipad-classroom-1